En la Feria del Libro de Alcobendas.

Qué ganas tenía de volver a la actividad literaria, pero no me refiero solo a publicar novela nueva, sino a poder hacer algo con esa novela, un acto público. La última vez fue el siete de marzo del año pasado, cuando no teníamos ni idea de la que se nos iba a caer encima en solo una semana. Ahora las cosas han mejorado y empiezan a organizar actos culturales en los que poder participar.

Este fin de semana se celebra la primera Feria del Libro de Alcobendas y, pese a ser de momento muy pequeña, tenía caseta Nowevolution y me pidieron estar allí. La cita fue ayer por la tarde, de siete a nueve de la tarde. Yo iba con muy pocas expectativas, pero con ganas de volver a respirar ambiente literario.

Como se trataba de una feria muy pequeña, no pensaba hacer gran cosa, pero cómo me equivocaba. Casi una hora antes llegamos el wiccano y yo y estuvimos inspeccionando la zona y viendo la cantidad de fila que había para entrar a la feria, ya que estaba vallada por el control de aforo. Había mucha gente, pese a que la feria eran unas doce casetas formando un cuadrado. Vamos, muy pequeña, aunque viendo el ambiente, pintaba muy bien. A las siete estaba metido en la caseta de Nowevolution con Rubén, el editor, y dio comienzo la firma. La gente iba pasando, se paraban, miraban, se les enseñaba libros y, cuando cogían alguno de los míos o Rubén les ofrecía la oportunidad de tener un libro firmado por su autor, yo también hablaba con ellos, aunque al principio me cuesta mucho soltarme. Resultó ser una de las mejores firmas a las que he ido, y solo recuerdo una vez haber firmado más libros que ayer. Además, no solo me pedían “Todo lo que quise decirte y no pude”, sino que firmé también “Piensa en mañana” y “Zementerio”, que completan las tres novelas que me han publicado en Nowevolution. No solo eso, sino que Rubén me confesó que en esos dos días que llevaba la feria, había agotado todos los ejemplares que había llevado de “Zementerio”. Yo estaba alucinando.

Me lo pasé realmente bien, ya que después de escribir, lo mejor de ser escritor es el contacto con los lectores y vi mucha cercanía por parte de la gente, mucho interés y buenos comentarios. Salí de allí con la energía cargada, con ilusiones renovadas y deseando que vuelva a haber otra firma, que será pronto, ya que tengo confirmada la de Vallecas, el próximo veintitrés de mayo, y la de Madrid que, si nada se tuerce, será en septiembre.

Qué ganas tenía de volver a moverme. Fue un día agotador, desde las cuatro de la mañana que me había levantado, y cuando llegamos a casa estábamos rotos, pero me llevaba una gran sensación y satisfacción por la sorpresa que había resultado ser la Feria del Libro de Alcobendas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s