Un año ya…

Ayer se cumplió justo un año del día en el que me empecé a encontrar mal. No se me olvidará ese once de marzo de dos mil veinte. Fui al gimnasio a correr y me tuve que ir, porque me ahogaba, cosa que no me había ocurrido nunca. Era un miércoles. Al día siguiente, jueves, me volvió a pasar lo mismo. Yo pensaba que era alergia y en ese momento no le di importancia.

Un día después, viernes, empezaban a decir que se iba a cerrar todo al día siguiente. Lo llamaban estado de alarma. Estaba cundiendo el pánico y yo decidí que, para un día que quedaba, no iba a ir a correr al gimnasio. No he vuelto a ir.

Días más tarde empezó el caos, los dolores, el malestar… Un montón de cosas y días que darían para todo un libro que podría considerarse de ciencia ficción.

No escribí sobre ello en su día y tampoco lo voy a hacer ahora que ha pasado justo un año y todos estamos deseando dejarlo atrás.

Un año… Parece mentira…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s